Archive for the Otros Category

2013 en M&H

Posted in Otros with tags on 31 diciembre, 2013 by Remy Blas

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 3.700 veces en 2013. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 3 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Escribir

Posted in Otros, Textos with tags , , , on 27 octubre, 2012 by Remy Blas

Tengo que volver a escribir, necesito mantener la mente en funcionamiento, entrenar, ejercitar. La mente es como un músculo dicen, y la mía se está atrofiando en su capacidad para escribir. O al menos en la voluntad de intentarlo. Y la única manera de revivir mi blog, y con él, mi “gimnasio de la mente”, mi sala de entrenamiento del pensamiento y de la expresión, es forzándome a mí mismo a escribir aunque no tenga nada qué decir, aunque no sepa de qué hablar, aunque no tenga ganas ni inspiración. Después de todo ¿qué tan difícil puede ser hablar sin decir nada, escribir sin transmitir nada? Cuánta gente hay que habla y habla sin realmente decir nada. Y sin ir más lejos, no es que esté transmitiendo algo demasiado concreto, mucho menos profundo o trascendente, en esto que estoy escribiendo ahora. Pero como dije, necesito hacerlo aunque no tenga nada que decir. A lo mejor para la próxima vez que lo haga, mi músculo mental, un poco más ejercitado, tenga algo mejor qué transmitir.

Y eso me recuerda que al resto de mis músculos no les vendría mal algo de ejercicio también. Uff…

Los Padecientes de “Gary Stu” Rolón

Posted in Otros, Textos with tags , , , , , on 9 mayo, 2012 by Remy Blas

Hace tiempo leí Los Padecientes, de Gabriel Rolón y pensé que debería escribir una crítica, o al menos mi opinión. Me colgué, pasó mucho tiempo, pero acá estoy, finalmente, porque por lo que pude ver, el libro sigue siendo muy popular, así que a lo mejor alguien encuentra útil o interesante mi opinión.

Me hablaron bien y mal del autor, personalmente no tengo una opinión propia porque el único contacto que tuve con su trabajo es este libro. No sé nada sobre él más allá de esta obra de ficción, excepto, claro, lo que deja ver en su protagonista.

Porque eso es lo que es el personaje principal del libro: un reflejo de lo que el autor ve en sí mismo, o mejor dicho, lo que le gustaría ver. Un psicólogo controversial, admirado por muchos, criticado por muchos más, aunque quienes lo desprecian es obvio que lo hacen por pura envidia o celos. Un hombre que con menos que un chasquido de dedos puede tener en su cama a la mujer más hermosa del mundo, quizá una simple secretaria de oficina pero descripta como la más bella creación de los dioses que haría morir de envidia a una supermodelo, pero con un autoestima tan bajo que la lleva a caer de rodillas ante este hombre con una facilidad desconcertante. Un hombre al borde de quebrar por la presión de una crisis insoportable, al menos en su mente, porque el peligro que lo acecha no parece ser más que fruto de una imaginación demasiado exagerada. Un hombre perspicaz, capaz de ver en los colores de una pintura pistas que el mismo Sherlock Holmes podría haber pasado por alto.

Un hombre, en resumidas cuentas, poco creíble, por quien resulta difícil desarrollar empatía debido a su caracter poco realista. Protagonista de una historia ridículamente simplona que es ornamentada para imitar un thriller de suspenso mucho menos épico de lo que pretende ser. Con un final igual de simplón y predecible, me quedé sinceramente decepcionado.

No creo que el libro sea sencillamente malo. Tiene sus momentos y detalles rescatables, y para ser la primer obra de ficción del autor, quizá no esté tan mal. Pero se mete en un género para el que la historia no está lista, apunta demasiado alto y, a mi criterio, falla completamente.

Gary Stu es un término que se usa en el género del fandom para definir a un personaje insertado en una historia que tiene características de exagerada perfección y similitudes obvias con el autor. Los Padecientes no es un fandom, pero creo que las características de Gary Stu están marcadisimas en su personaje, el super-psicólogo perfecto, cuyo caracter intachable, más que hacerlo admirable, lo convierte en un ser, francamente, insoportable.

Muere lentamente

Posted in Otros, Textos with tags , , , , , , , on 23 julio, 2011 by Remy Blas

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música
quien no encuentra gracia en sí mismo

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su vestimenta
o bien no conversa con quien no conoce.

Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino de
emociones,
justamente éstas que regresan el brillo a los ojos
y restauran los corazones destrozados.

Muere lentamente
quien no gira el volante cuando está infeliz con
su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo seguro por lo incierto para ir
atrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos.

¡Vive hoy!

¡Arriesga hoy!

¡Hazlo hoy!

¡No te dejes morir lentamente!

¡No te impidas ser feliz!

Literatura vampiresca: El regreso

Posted in Otros, Textos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 10 diciembre, 2010 by Remy Blas

Hoy me di cuenta de repente que hace mucho que no escribo acerca de mis gustos literarios. Uno de mis posts más visitados es el de literatura vampiresca, y lo escribí cuando recién comenzaba a leer a Charlaine Harris. ¡Ni siquiera había leído a Anne Rice! Así que decidí que es momento de retomar el tema libros y repasar los mundos fantásticos que recorrí últimamente entre distintas páginas. Y lo voy a hacer en la forma de algunas recomendaciones variadas:

El Psicoanalista, por John Katzenbach: “Feliz 53º cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte.” Uno de los últimos libros que leí, y que me introdujo a un autor increíble que me atrapó desde el primer instante. Un thriller psicológico apasionante de principio a fin. El relato de cómo la vida del Doctor Frederick Starks sufre un vuelco impredecible y radical, es total y absolutamente imperdible. Es el único libro que voy a recomendar que no incluye vampiros, pero la forma en que el hombre que se hace llamar Rumplestinskin se dedica a destruir la vida del protagonista, es digna de uno de los inmortales Hijos de las Tinieblas. Al menos es mi visión, y mi excusa, lo admito, para poder incluir esta obra genial dentro de mi lista. Porque ya soy oficialmente un nuevo fan de Katzenbach.

El libro sin nombre, Anónimo: “Hagas lo que hagas, ¡No leas este libro! […] Quien lo lee acaba muerto” Con una premisa tan intrigante se presenta este libro sin título y de autor anónimo, envuelto en un halo de misterio desde el momento que se posa en tus manos. Afortunadamente, fui capaz de sobrevivir a su lectura para recomendarlo, así que les puedo decir que es fascinante, muy dinámico y con un ambiente único, lleno de escenas que homenajean clásicos del cine y la literatura, llevando al lector en una aventura sin descanso donde no falta la acción, el suspenso, el terror y el humor. Otro libro imperdible… para quienes se atrevan a leerlo.

Nocturna, por Guillermo Del Toro y Chuck Hogan: “Una estirpe maldita se propaga por el mundo y tú tienes algo bajo la piel que los vuelve locos“. La primera incursión en la literatura del conocido director de cine Guillermo Del Toro con la colaboración del autor de bestsellers, Chuck Hogan. Un excelente libro, fresco y original, con una redacción capaz de imitar a la perfección la sensación de estar ante una película de terror moderna y clásica al mismo tiempo. Cuando un avión recién llegado a Nueva York se apaga por completo sin explicación, el desastre se desata. Lo que al príncipio parece una infección, termina convirtiéndose en una invasión implacable. “Los viejos vampiros han regresado. La lucha entre el bien y el mal vuelve a encargnarse en estas criaturas tan antiguas como actuales“. Acabo de adquirir Oscura, su continuación en esta trilogía, y pronto voy a volver a sumergirme en este tétrico mundo. “Desearás que solo sea un cuento“.

La Reina de los Condenados, por Anne Rice: En realidad mi recomendación va para toda la saga de las Crónicas vampíricas, pero menciono este, el tercer libro de la saga, por ser el último que leí al momento de escribir esto, y por su carácter potente, su contenido tan ricamente variado y su apasionante distribución de capítulos, que me llevaron de un extremo al otro del espacio y el tiempo, volando en las páginas de un libro impresionante. La saga completa es imperdible, pero La Reina de los Condenados me metió en su mundo, y me inspiró ideas, como pocos libros podrían en mí.

Cuentos de vampiros: Y esto más que un libro es una categoría, porque a excepción de El Psicoanalista, todas las novelas que mencioné tratan sobre vampiros, aunque desde enfoques muy distintos. Voy a mencionar tres libros que contienen cuentos cortos del mismo tema, tan popular hoy en día como siempre. El primero es “Cuentos de vampiros, relatos de sangre y misterio” con selección y traducción de Néstor Barrón e ilustraciones de Fernando Molinari. Un compilado de clásicos de la literatura vampiresca, con obras breves de grandes autores como Bram Stoker, Edgar Allan Poe (“Berenice“), John William Polidori (con su clásico imperdible “El Vampiro“) y Robert Bloch entre otros. Mis otras dos recomendaciones en esta categoría son “Cuentos ancestrales de Vampiras” y “Cuentos ancestrales de Vampiros“, ambos por Helen Blackwood. Diferenciados, obviamente, por el género de sus monstruos, cada libro contiene cuatro relatos fascinantes que recuperan la imagen del Vampiro (o la Vampira…) como corresponde a las historias que escapan del romanticismo contemporáneo y se sumergen en el ambiente terrorífico y oscuro de Europa Oriental, cuna de mitos y leyendas de los antiguos bebedores de sangre.

Esas son mis recomendaciones por ahora, con un alto contenido de vampirismo, como acostumbro, y porque sé que es lo que buscan muchos de ustedes, mis lectores frecuentes. Tal vez en alguna otra ocasión repase mis obras favoritas de las que no incluyen bebedores de sangre. No son pocas, se los aseguro, pero quise limitarme a un género literario en particular (aunque no lo haya hecho de forma estricta). Por ahora prefiero postergar esa próxima reseña hasta que haya terminado de leer algunos libros más de mi lista de pendientes.

Para quienes hayan leído alguna de las obras mencionadas, espero sus opiniones en los comentarios. También me interesa leer sus propias recomendaciones.

Eclipsado

Posted in Esas cosas que yo escribo, Otros, Textos with tags , , , , , on 6 julio, 2010 by Remy Blas

Me encontré a mi mismo yendo al cine por placer, pero eligiendo la película por obligación. Todavía está en cartelera Prince of Persia, y sigue pendiente en mi lista, pero supe que tenía que ver, tarde o temprano, la franquicia vampiresca del momento. Es práticamente mi deber, como autor de este blog, como lector de literatura vampiresca, como vampiro, o como cualquier papel que juegue, consumir aunque sea para poder criticar con fundamento. Porque todos somos expertos en lo que hacen los demás, todos sabemos cómo podrían haberlo hecho mejor, pero yo no puedo respetar una opinión prejuiciosa de quien no conoce el tema del que habla, así que si al menos voy a hablar de algo, tengo que haber consumido lo suficiente para tener una base sobre la que fundar mis bases.

Y me encontré a mi mismo viéndola porque tenía que verla. Y me descubrí esperando la acción, como si se tratase de una de esas producciones llamativas a lo Bruce Willis, con muchas balas y explosiones, solo que yo esperaba a los lobos y las peleas. Me descubrí con los párpados pesados en medio de conversaciones densas, mal actuadas, lentas e inútiles, y reviví esa sensación que hace tiempo tuve mientras leía, de que quien me cuenta la historia me está tratando de estúpido, como si con la primer escena no alcanzara para darse cuenta de aquello tan evidente que se pretende que uno descubra cuando recién se acerca el final. No traten de sorprenderme con lo obvio, no inventen misterios donde no los hay.

Unos quince minutos rescatables a duras penas, y el resto pura cursilería, romance hueco, puro relleno con el único objetivo de hacer suspirar a quinceañeras, y por supuesto, vampiros que brillan a la luz del sol, aunque por fortuna no se los menciona como tales, evadiendo claramente la palabra vampiro durante los 120 minutos de suplicio. Ni siquiera un tema exclusivo de Muse puede levantar el bajo concepto que me llevo de esta pérdida de tiempo. Todavía me lamento de no haber entrado a ver Prince of Persia.

Balo Drown

Posted in Otros, Textos with tags , , , , , , , , , , on 22 mayo, 2010 by Remy Blas

Balo Drown fue un seudónimo que sirvió mientras duró, pero que amenaza mi estabilidad mental por el exceso de identidades, que en sí me resulta completamente inútil.

Yo soy Remy, siempre lo he sido, es mi seudónimo por excelencia. Balo Drown funcionaba en un inicio, cuando este blog no era más que una prueba, un experimento, pura ficción desde los escritos de un vampiro que tomaba ese nombre para reemplazar un menos imaginativo “Anónimo”. Pero el anonimato se perdió, la naturaleza mística e irreal se convirtió en una expresión de pensamientos que viajaban entre lo cotidiano y lo reflexivo, y el apodo dejó de cumplir su propósito al poco tiempo de nacer.

Y entonces quise equilibrar las cosas, separar lo que nace de la cotidianeidad de lo que viene del mundo de los sueños y la reflexión. Y surgió Mariposas & Huracanes, un lugar nuevo, una gran base de datos de mis escritos menos vampíricos, tratando de volver a los orígenes del Diario de Balo Drown. Pero no funcionó del todo. Y descubrí que separar es un error. Yo soy un todo, mi vampiro y mi humano conviven, mi lado reflexivo me acompaña en la rutina y en medio de mis pensamientos más superficiales surgen ideas de profundidad intelectual, mientras que en las reflexiones más abstractas interfiere lo cotidiano. Todo es parte de mí, soy un todo formado por esas multiples identidades.

Soy Remy Blas, y Balo Drown quedará en mi historia como señal de una etapa pasada. Espero que a quienes se hayan acostumbrado a identificarme con ese nombre no les disguste la decisión, pero de todas formas espero sus comentarios si es así.